Metafisica de la Angustia



Estamos “suspensos” en angustia. Más claro, la angustia nos deja suspensos porque hace que se nos escape el ente en total. Por esto sucede que nosotros mismos —estos hombres que somos—, estando en medio del ente, nos escapemos de nosotros mismos. Por esto, en realidad, no somos “yo” ni “tú” los desazonados, sino “uno”. Sólo resta el puro existir en la conmoción de ese estar suspenso en que no hay nada donde agarrarse.
La angustia nos vela las palabras. Como el ente en total se nos escapa, acosándonos la nada, enmudece en su presencia todo decir “es”. Si muchas veces en la desazón de la angustia tratamos de quebrar la oquedad del silencio con palabras incoherentes, ello prueba la presencia de la nada.
Que la angustia descubre la nada confírmalo el hombre mismo inmediatamente después que ha pasado. En la luminosa visión que emana del recuerdo vivo nos vemos forzados a declarar: aquello de y aquello por… lo que nos hemos angustiado era, realmente, nada. En efecto, la nada misma, en cuanto tal, estaba allí.
Con el radical temple de ánimo que es la angustia hemos alcanzado aquel acontecimiento de la existencia en que se nos hace patente la nada y desde el cual debe ser posible someterla a interrogación.
En la angustia no ocurre un aniquilamiento de todo el ente en sí mismo. Pero  tampoco llevamos a cabo una negación del ente en total para así obtener la nada. Aun prescindiendo de que la angustia, en cuanto tal, le es ajena la formulación expresa de una declaración negativa, resultaría que, con una semejante negación (que debiera dar por resultado la nada), llegaríamos siempre demasiado tarde. Ya antes la nada nos ha salido al paso. Por eso decíamos que la nada nos sale al paso “a una con” el ente en total en cuanto que éste se nos escapa.
En la angustia hay un retroceder ante… que no es ciertamente un huir, sino una fascinada quietud. Este retroceso arranca de la nada. La nada no atrae, sino que, por esencia, rechaza. Pero este rechazo es, como tal, un remitirnos, dejándolo escapar, al ente en total que se hunde. Esta rechazadora remisión al ente en total que se nos escapa , es la esencia de la nada………….

El ser y el tiempo
Martin Heidegger









La angustia como concepto existencial; ante el ser, ante la propia identidad, ante la elección vital, ante la nada, ante la certeza de la muerte....

The existential angst as a concept, to the self, to one's own identity, vital to the election, to nothing, to the certainty of death ...Sound / Roland Quelven
Voice / Margaretha Krook from Persona.

La angustia en Kierkegaard es la experiencia en la cual un hombre se capta a sí mismo como ser posible.........

Kierkegaard's anxiety in the experience in which a man picks himself as possible........




artE Alter´Collection
 

ARS MORIENDI

Imagen_Afección

Heterochronies

(Self)Insertions / ALTERIDAD

Undefined Landscape

Opus Nigrum

L´utopie du Corps

Expediente (Certificaciones...

Irma V.

Finisterrae Project

Stabat Mater

Mirada robada

Casa de Arena y Niebla

Helix Aspersa Project

La Hoja Pintada

Acciones Nómadas

Opus Project

Frame 1415

Secuencia

The Will to Power

Latent State

Metafisica de la angustia

Ginger is living

Varios

META_W

Elemento Inestable

OSSUM

Streampearls - Pool Pearls

Sustantividad Trocada

Withe

Emtyfill - Dailly Acction

Project : Exquisite What

Image to a Poem

Taxonomía

Naturaleza Muerta Photography

COLLAGE